Categorías
metales

De agua a metal

A través de diversas investigaciones, recientemente, un grupo de investigadores ha logrado encontrar la forma de convertir agua a metal. El agua pura, que es algo que se obtiene particularmente mediante un proceso de destilación, es un aislante eléctrico. Lo que hace para poder aislar es conducir la electricidad a través de sus sales. No obstante, para hacerlo, esa agua tiene que contener sales disueltas. Dichas sales aparecen especialmente en el agua de uso cotidiano que se consume y se utiliza en las ciudades.

El agua como conductora de electricidad

 

Pese a lo mencionado con anterioridad, se puede decir que la capacidad de conductividad que tiene el agua es relativamente baja. Esto, especialmente si se compara con la conductividad que pueden llegar a alcanzar determinados metales, como es el caso del aluminio o del cobre. De todos modos, lo que se está buscando en la actualidad es poder hacer del agua un conductor de excelencia del mismo modo que sucede con los metales que conocemos.

Un equipo de investigadores liderado por Philip E. Mason y Pavel Jungwirth ha desarrollado un método novedoso con el que se ha logrado fabricar en la Tierra agua metálica que ha durado varios segundos. Ambos investigadores pertenecen al Instituto de Química Orgánica y Bioquímica de la Academia Checa de Ciencias en Praga. Esto tiene que ver con que se ha planteado la hipótesis de que esto se podría lograr en los núcleos de planetas gigantes, donde la alta presión comprime las moléculas de agua hasta lograr que sus capas de electrones empiecen a superponerse entre sí. Pero lo cierto es que la cantidad de presión que se requiere en la actualidad para ello es superior a la tecnología que se ha alcanzado actualmente. En este sentido, la idea de usar una presión muy alta para lograr fabricar metales a partir de agua no es algo nuevo. Lo que se ha considerado es que, en principio, sería necesario comprimir las moléculas de agua hasta el punto de que las capas de electrones que contiene se empiecen a solapar. Recién cuando esto sucede, es posible que dichas capas formen una banda de conducción que pueda llegar a ser similar a la conducción que pueden alcanzar los metales conductores.

Un nuevo método para generar agua metálica

 

De acuerdo a lo mencionado con anterioridad, el equipo conducido por Mason y Jungwirth ha logrado desarrollar un método a través del cual se pudo preparar agua metálica. Ello, evitando la necesidad de generar una presión tan alta. Para alcanzar esto, el equipo dirigido por estos dos científicos incluyó también a otros pertenecientes a la Universidad del Sur de California, en Estados Unidos, y al Centro Helmholtz de Berlín para Materiales y Energía, en Alemania. Lo que lograron es generar un método que emplea un sistema químico. Dicho sistema ha incorporado modificaciones que evitaron el riesgo que normalmente tendría debido a que puede generar explosiones.

Lo que se hizo, en este sentido, fue exponer una gota de aleación de sodio y potasio a una pequeña cantidad de vapor de agua dentro de una cámara de vacío. Esto se empezó a condensar en la superficie. Alrededor de la gota de aleación se formó una capa de agua metálica. Esto sucedió debido a que los electrones liberados de la aleación actuaron en el agua en cantidad suficiente para lograr superar el límite crítico anteriormente mencionado. Fue de esta manera que se logró por primera vez generar una solución de agua metálica. Los detalles de esta investigación, que sigue en desarrollo, fueron publicados en la famosa revista académica Nature.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.